Retrato de un anciano

Retrato de un anciano

Los cándidos retratos de El Greco han sido constantemente admirados por su naturalismo y perspicacia psicológica, incluso cuando (como en el siglo XVIII) sus otras obras cayeron en desgracia.

Este retrato de alrededor de 1595-1600 ha sido alternativamente aceptado y rechazado como una búsqueda de sí mismo retrato.

Aunque no hay un retrato documentado del artista, parece que se ha presentado a sí mismo en papeles secundarios dentro de algunas de sus imágenes y estos tienen cierto parecido con el modelo actual.

Entrada de catálogo

Durante más de un siglo, los estudiosos han considerado si este simpático retrato de un anciano es un autorretrato de El Greco. Lafond (1906) describió la noción aparentemente romántica como, en el mejor de los casos, una hipótesis plausible, y varios estudiosos más recientes (por ejemplo, Wethey 1962) han rechazado la idea, principalmente sobre la base de comparaciones con presuntos autorretratos insertados por El Greco. en varios de sus principales cuadros religiosos (véase también Christiansen 2003). En esos ejemplos, la figura tiene cierto parecido con la modelo aquí, pero parece más viril y tiene una barba y cabello blancos.

No obstante, algunos estudiosos han seguido manteniendo la identificación de la modelo con El Greco.

Un retrato de El Greco, quizás del propio artista pero posiblemente de su hijo Jorge Manuel, figura en el inventario de 1621 de la posesión de este último (núm. 189, «un retrato de mi P [adr] e, con su quadro guarnecido» [un retrato de mi padre, con su marco decorado]).

La cuestión se complica por el hecho de que el artista se acercó a sus modelos, muchos de los cuales Lo había conocido personalmente, con considerable empatía y un profundo interés por el carácter humano.

Así, la impresión de que El Greco puso mucho de sí mismo en este retrato tiene al menos algo de verdad poética. Para muchos espectadores desde alrededor de 1900 hasta la actualidad, esta imagen revela al pintor mismo como una persona conmovedora, y en esto puede tomarse como un ejemplo representativo del arte y la cultura española.

El retrato ha sido familiar desde hace mucho tiempo por su reproducción en un sello postal español (y, en 2014, uno emitido por el Chipre griego), y en libros sobre El Greco que van desde la primera (Cossío 1908) hasta la monografía académica más reciente (Marías 2013 ). «un retrato de mi P [adr] e, con su quadro guarnecido» [un retrato de mi padre, con su marco decorado]). La cuestión se complica por el hecho de que el artista se acercó a sus modelos, muchos de los cuales había conocido personalmente, con considerable empatía y un profundo interés por el carácter humano.

Así, la impresión de que El Greco puso mucho de sí mismo en este retrato tiene al menos algo de verdad poética.
Para muchos espectadores desde alrededor de 1900 hasta la actualidad, esta imagen revela al pintor mismo como una persona conmovedora, y en esto puede tomarse como un ejemplo representativo del arte y la cultura española.

El retrato ha sido familiar desde hace mucho tiempo por su reproducción en un sello postal español (y, en 2014, uno emitido por el Chipre griego), y en libros sobre El Greco que van desde la primera (Cossío 1908) hasta la monografía académica más reciente (Marías 2013 ). «un retrato de mi P [adr] e, con su quadro guarnecido» [un retrato de mi padre, con su marco decorado]). La cuestión se complica por el hecho de que el artista se acercó a sus modelos, muchos de los cuales había conocido personalmente, con considerable empatía y un profundo interés por el carácter humano.

Así, la impresión de que El Greco puso mucho de sí mismo en este retrato tiene al menos algo de verdad poética.

Para muchos espectadores desde 1900 hasta la actualidad, esta imagen revela al pintor mismo como una persona conmovedora, y en esto puede tomarse como un ejemplo representativo del arte y la cultura española.

El retrato ha sido familiar desde hace mucho tiempo por su reproducción en un sello postal español (y, en 2014, uno emitido por el Chipre griego), y en libros sobre El Greco que van desde la primera (Cossío 1908) hasta la monografía académica más reciente (Marías 2013 ). [un retrato de mi padre, con su marco decorado]) La pregunta se complica por el hecho de que el artista se acercó a sus modelos, muchos de los cuales había conocido personalmente, con considerable empatía y un profundo interés por el carácter humano.

Así, la impresión de que El Greco puso mucho de sí mismo en este retrato tiene al menos algo de verdad poética. Para muchos espectadores desde 1900 hasta la actualidad, esta imagen revela al pintor mismo como una persona conmovedora, y en esto puede tomarse como un ejemplo representativo del arte y la cultura española.

El retrato ha sido familiar desde hace mucho tiempo por su reproducción en un sello postal español (y, en 2014, uno emitido por el Chipre griego), y en libros sobre El Greco que van desde la primera (Cossío 1908) hasta la monografía académica más reciente (Marías 2013 ). [un retrato de mi padre, con su marco decorado]) La pregunta se complica por el hecho de que el artista se acercó a sus modelos, a muchos de los cuales había conocido personalmente, con considerable empatía y un profundo interés por el carácter humano. Así, la impresión de que El Greco puso mucho de sí mismo en este retrato tiene al menos algo de verdad poética.

Para muchos espectadores desde alrededor de 1900 hasta la actualidad, esta imagen revela al pintor mismo como una persona conmovedora, y en esto puede tomarse como un ejemplo representativo del arte y la cultura española.

El retrato ha sido familiar desde hace mucho tiempo por su reproducción en un sello postal español (y, en 2014, uno emitido por el Chipre griego), y en libros sobre El Greco que van desde la primera (Cossío 1908) hasta la monografía académica más reciente (Marías 2013 ). La pregunta se complica por el hecho de que el artista se acercó a sus modelos, a muchos de los cuales había conocido personalmente, con considerable empatía y un profundo interés por el carácter humano.

Así, la impresión de que El Greco puso mucho de sí mismo en este retrato tiene al menos algo de verdad poética.

Para muchos espectadores desde alrededor de 1900 hasta la actualidad, esta imagen revela al pintor mismo como una persona conmovedora, y en esto puede tomarse como un ejemplo representativo del arte y la cultura española. El retrato ha sido familiar desde hace mucho tiempo por su reproducción en un sello postal español (y, en 2014, uno emitido por el Chipre griego), y en libros sobre El Greco que van desde la primera (Cossío 1908) hasta la monografía académica más reciente (Marías 2013 ).

La pregunta se complica por el hecho de que el artista se acercó a sus modelos, a muchos de los cuales había conocido personalmente, con considerable empatía y un profundo interés por el carácter humano.

Así, la impresión de que El Greco puso mucho de sí mismo en este retrato tiene al menos algo de verdad poética.

Para muchos espectadores desde alrededor de 1900 hasta la actualidad, esta imagen revela al pintor mismo como una persona conmovedora, y en esto puede tomarse como un ejemplo representativo del arte y la cultura española.
El retrato ha sido familiar desde hace mucho tiempo por su reproducción en un sello postal español (y, en 2014, uno emitido por el Chipre griego), y en libros sobre El Greco que van desde la primera (Cossío 1908) hasta la monografía académica más reciente (Marías 2013 ). con considerable empatía y un profundo interés por el carácter humano. Así, la impresión de que

El Greco puso mucho de sí mismo en este retrato tiene al menos algo de verdad poética.

Para muchos espectadores desde alrededor de 1900 hasta la actualidad, esta imagen revela al pintor mismo como una persona conmovedora, y en esto puede tomarse como un ejemplo representativo del arte y la cultura española. El retrato ha sido familiar desde hace mucho tiempo por su reproducción en un sello postal español (y, en 2014, uno emitido por el Chipre griego), y en libros sobre El Greco que van desde la primera (Cossío 1908) hasta la monografía académica más reciente (Marías 2013 ). con considerable empatía y un profundo interés por el carácter humano.

Así, la impresión de que El Greco puso mucho de sí mismo en este retrato tiene al menos algo de verdad poética.

Para muchos espectadores desde alrededor de 1900 hasta la actualidad, esta imagen revela al pintor mismo como una persona conmovedora, y en esto puede tomarse como un ejemplo representativo del arte y la cultura española. El retrato ha sido familiar desde hace mucho tiempo por su reproducción en un sello postal español (y, en 2014, uno emitido por el Chipre griego), y en libros sobre El Greco que van desde la primera (Cossío 1908) hasta la monografía académica más reciente (Marías 2013 ). y en esto puede tomarse como un ejemplo representativo del arte y la cultura españoles.

El retrato ha sido familiar desde hace mucho tiempo por su reproducción en un sello postal español (y, en 2014, uno emitido por el Chipre griego), y en libros sobre El Greco que van desde la primera (Cossío 1908) hasta la monografía académica más reciente (Marías 2013 ). y en esto puede tomarse como un ejemplo representativo del arte y la cultura españoles. El retrato ha sido familiar desde hace mucho tiempo por su reproducción en un sello postal español (y, en 2014, uno emitido por el Chipre griego), y en libros sobre El Greco que van desde la primera (Cossío 1908) hasta la monografía académica más reciente (Marías 2013 ).

Existe un acuerdo general en que la pintura data de la década de 1590, y que la fecha más frecuente se propone entre 1595 y 1600. Como señala Christiansen (2003), un especialista en vestuario español considera que una datación de la década de 1590 «se apoya en el ancho de la gorguera que lleva la modelo». Sin embargo, las gorgueras muy similares datan también de la década anterior (como se ve en el famoso Entierro del Conde de Orgaz de El Greco de 1586-1588 en la iglesia de Santo Tomé, Toledo).

Otra consideración, que permite una fecha posterior, es que a menudo se encuentran gorras que estaban pasadas de moda de diez a quince años en los retratos formales de personas mayores que datan de finales del siglo XVI o de la primera mitad del siglo XVII.
En cualquier caso, tanto el estilo de la pintura como el de su cuello favorecen una fecha anterior al 1600, cuando El Greco no llegaba a los sesenta años.

Detalles de la Obra

  • Título: Retrato de un anciano
  • Artista: El Greco (Domenikos Theotokopoulos) (griego, Iráklion (Candia) 1541-1614 Toledo)
  • Fecha: ca. 1595-1600
  • Medio: Óleo sobre lienzo
  • Dimensiones: 20 3/4 x 18 3/8 pulg. (52,7 x 46,7 cm)
  • Clasificación: Pinturas
  • Línea de crédito: Compra, legado de Joseph Pulitzer, 1924
  • Número de acceso: 24.197.1

Madrid. Museo Nacional de Pintura y Escultura. «Exposición de las obras de Domenico Theotocopuli, llamado El Greco», 1902, núm. 3 (como Retrato de El Greco, prestado por Aurlieano [sic] de Beruete).

Londres. Galerías Grafton. «Exposición de los viejos maestros españoles», octubre de 1913-enero de 1914, núm. 127 (como «Retrato del artista», prestado por A. de Beruete y Moret).

Londres. Real Academia de las Artes. «Exposición de pintura española», noviembre de 1920-enero de 1921, núm. 36 (como «Retrato del artista», cedido por Aureliano de Beruete, Madrid).

Hempstead, NY Hofstra College. «Obras maestras del Museo Metropolitano», 26 de junio a 1 de septiembre de 1952, núm. 26.

Universidad de California en Los Ángeles. «Spanish Masters», del 24 de enero al 6 de marzo de 1960,

Galería de Bellas Artes de San Diego. «Spanish Masters», del 25 de marzo al 1 de mayo de 1960, sin catálogo.

Leningrado [St. San Petersburgo]. Museo Estatal del Hermitage. «100 pinturas del Museo Metropolitano», del 22 de mayo al 27 de julio de 1975, núm. 27.

Moscú. Museo Estatal Pushkin. «100 pinturas del Museo Metropolitano», 28 de agosto a 2 de noviembre de 1975, núm. 27.

Atenas. Galería Nacional Museo Alexandros Soutzos. «De El Greco a Cézanne: obras maestras de la pintura europea de la National Gallery of Art, Washington, y el Metropolitan Museum of Art, Nueva York», 13 de diciembre de 1992 a 11 de abril de 1993, no. 3.

Madrid. Museo Thyssen-Bornemisza. «El Greco: Identidad y transformación: Creta, Italia, España», del 3 de febrero al 16 de mayo de 1999, no. 57.

Roma. Palazzo delle Esposizioni. «El Greco: Identità e trasformazione: Creta, Italia, Spagna», del 2 de junio al 19 de septiembre de 1999, no. 57.

Atenas. Galería Nacional Museo Alexandros Soutzos. «El Greco: Identidad y transformación: Creta, Italia, España», 18 de octubre de 1999 a 17 de enero de 2000, no. 57.

Kunsthistorisches Museum, Viena. «El Greco», 4 de mayo a 2 de septiembre de 2001, núm. 30.

Nueva York. El Museo Metropolitano de Arte. «El Greco», 7 de octubre de 2003 – 11 de enero de 2004, núm. 75.

Londres. Galería Nacional. «El Greco», 11 de febrero a 23 de mayo de 2004, núm. 75.

Nueva York. Museo Solomon R. Guggenheim. «Pintura española de El Greco a Picasso: tiempo, verdad e historia», del 17 de noviembre de 2006 al 28 de marzo de 2007, gato sin numerar.

Barcelona. Museu Picasso. «Picasso versus Rusiñol», del 27 de mayo al 5 de septiembre de 2010, gato sin numerar.

Museo Nacional de Arte de Osaka. «La poética visual de El Greco», del 16 de octubre al 24 de diciembre de 2012, núm. 1 (como «Autorretrato [¿Retrato de un hombre?]»).

Museo de Arte Metropolitano de Tokio. «La poética visual de El Greco», 19 de enero-7 de abril de 2013, núm. 1 (como «Autorretrato [¿Retrato de un hombre?]»).

Toledo. Museo de Santa Cruz. «El griego de Toledo», 14 de marzo a 14 de junio de 2014, núm. 18 (como «Autorretrato»).

Nueva York. El Museo Metropolitano de Arte. «El Greco en Nueva York», del 4 de noviembre de 2014 al 1 de febrero de 2015, sin catálogo.

Salvador Sanpere y Miguel. «Domenikos Theotokopoulos». Revista de la Asociación-Artístico-Arqueológica-Barcelonesa 4 (marzo-abril de 1900), págs. 394–95, il., Como autorretrato de El Greco en la colección de Aureliano Beruete.

Miguel Utrillo. «Le Greco». L’art et les artistes 1 (abril-septiembre de 1905), p. 207, il., Como autorretrato.

Paul Lafond. «Domenikos Theotokopuli, dit Le Greco». Les arts 5 (octubre de 1906), págs. 28, 30, il., Observa que no hay pruebas de que se trate de un autorretrato, y califica esta identificación del modelo como «no más que una hipótesis plausible».

Ludwig Zottmann. «Zur Kunst von ‘El Greco'». Die christliche Kunst 3 (1906–07), pág. 234, como autorretrato.

Rafael Domenech. «Aureliano de Beruete». Forma 2 (1907), págs. 165, 174, il., Como autorretrato.

Manuel B. Cossío. El Greco . Madrid, 1908, vol. 1, págs. 36, 417, 566, núm. 89; vol. 2, por favor. 1, 117 (general y detalle), duda en identificarlo como un autorretrato; añade a la procedencia, la fecha entre 1594-1604 y señala que está firmada [falsamente].

Carl Justi. Miscellaneen aus drei Jahrhunderten spanischen Kunstlebens . Berlín, 1908, vol. 2, pág. 201, il., Como autorretrato.

Albert F. Calvert y C. Gasquoine Hartley. El Greco: un relato de su vida y obra. Londres, 1909, págs. 139, pl. 24, observe que «ese rostro sobresaliente, fuerte, pero refinado, es lo que esperaríamos que fuera El Greco»; fecharlo sobre la base del estilo «a los años inmediatamente anteriores al último período» de El Greco.

Maurice Barrès y Paul Lafond. Le Greco . París, [1911], págs. 28, 179, probablemente como un autorretrato.

August L. Mayer. El Greco: Eine Enführung in das Leben und Wirken des Domenico Theotocopuli gennant El Greco . Munich, 1911, págs. 2, 22, 86, ill. (frontispicio), como «Autorretrato (?)»; lo fecha alrededor de 1610.

Emile Bertaux. «Notes sur Le Greco». Revue de l’art ancien et moderne 29 (enero-junio de 1911), págs. 409-11, il., Lo ilustra como «Portrait d’Inconnu»

Maurice Barrès. Greco, ou le secret de Tolède . París, 1912, pág. 38, como autorretrato.

Paul Lafond. Le Greco . París, 1913, págs. 100, IX, pl. 1 (frontispicio), probablemente como un autorretrato.

Hugo Kehrer. Die Kunst des Greco . Munich, 1914, pág. 19, pl. 5, como autorretrato.

A. de Beruete y Moret. El Greco, pintor de retratos: Conferencia dada en Toledo en ocasión del III centenario del Greco, Abril 1914 . [Madrid], 1914, pág. 24, enfermo. (frontispicio), a modo de autorretrato.

Exposición de Pintura Española . Exh. cat., Real Academia de las Artes. Londres, 1920, págs. 28-29, no. 36; placa vol., pl. 36.

Max Dvorák. «Über Greco und den Manierismus».Jahrbuch für Kunstgeschichte 1 (1921–22), pág. 35, fig. 10.

August L. Mayer. Geschichte der spanischen Malerei . Leipzig, 1922, págs. 246–47, 255, fig. 179, como un autorretrato de los últimos años de su vida.

A. de Beruete y Moret. Conferencias de arte . Madrid, 1924, pág. 122, enfermo. opp. pag. 122, como autorretrato.

Elizabeth du Gué Trapier. El Greco . Nueva York, 1925, págs. X, 50–52, 148, pl. XI (frontispicio), lo llama «Retrato de un anciano», señalando que no hay evidencia de que sea un autorretrato.

Bryson Burroughs. «Un retrato de El Greco». Boletín del Museo Metropolitano de Arte20 (mayo de 1925), págs. 122-24, ill. (portada), señala que el modelo de este retrato aparece en varias otras obras de El Greco, entre ellas: «El desvestimiento de Cristo» [Catedral, Toledo], «El martirio de San Mauricio y la legión tebana» [El Escorial], y «El Entierro del Conde de Orgaz» [Santo Tomé, Toledo]; reproduce una firma [falsa]; tiende a verlo como un autorretrato; lo fecha alrededor de 1600.

Bryson Burroughs. «Le nouveau Greco du Metropolitan Museum». Boletín de l’art no. 721 (septiembre-octubre de 1925), págs. 269–72.

Dimand. «Neuerwerbungen des Metropolitan Museum of Art de Nueva York». Kunstchronik und Kunstmarkt , ns, 35 (abril de 1925-marzo de 1926), págs. 281–82, il., Como autorretrato; lo fecha alrededor de 1600.

[FJ] S. [Sánchez] C. [Cantón]. «El autoretrato del Greco de la colección Beruete». Archivo español de arte y arqueología 1 (1925), p. 228.

Julius Meier-Graefe. El viaje español . Londres, 1926, pág. 53, como un «llamado autorretrato».

August L. Mayer. Dominico Theotocopuli, El Greco . Munich, 1926, págs. Xviii, 52, no. 329, pl. 90, lo identifica como no. 189 en el inventario B (inventario de 1621 de Jorge Manuel), «un retrato de mi padre»; lo fecha hacia 1609.

F. de B. San Román. «De la vida del Greco (Nueva serie de documentos inéditos)». Archivo español de arte y arqueología3 (1927), pág. 303, como con toda probabilidad el retrato que figura como no. 189 en el inventario de 1621 de Jorge Manuel: «un retrato de mi P [adr] e, con su quadro guarnecido».

Malcolm Vaughan. «Retratos de El Greco en América». International Studio 86 (marzo de 1927), págs. 28, 30, 102, il., Lo fecha alrededor de 1600; señala que generalmente se considera un autorretrato, aunque «no existen pruebas reales».

Emilio H. del Villar. El Greco en España . Madrid, 1928, págs. 40, 139–40, pl. 31, como un supuesto autorretrato.

Frank Rutter. El Greco (1541-1614) . Nueva York, [1930], págs. 66, 94, no. 53, pl. 2, como «Retrato del artista (?)»; lo fecha 1600-1608.

Frank Gray Griswold. El Greco. 1930, págs. 50, 78, pl. 18 (frontispicio), como supuesto autorretrato; lo fecha en 1594-1604.

August L. Mayer. El Greco . Berlín, 1931, pág. 12, fig. 1, lo fecha 1605-08 a más tardar.

Raymond Escholier. Greco . París, 1937, pág. 161, enfermo. (detalle, portada), a modo de autorretrato.

M. Legendre y A. Hartmann. Domenikos Theotokopoulos, llamado El Greco . Paris, 1937, págs. 32-33, 504, il., Como autorretrato; lo fecha «alrededor de 1609-1594-1604».

Ludwig Goldscheider. El Greco . Londres, 1938, ill. pag. 21 y pl. 194, como «Autorretrato (?)»; lo fecha alrededor de 1609.

Hans Vollmer en Allgemeines Lexikon der bildenden Künstler. Ed. Hans Vollmer. Vol. 33, Leipzig, 1939, pág. 4, como un «autorretrato visionario».

Hugo Kehrer. Greco als Gestalt des Manierismus . Munich, 1939, pág. 83, como autorretrato.

Harry B. Wehle. El Museo Metropolitano de Arte: un catálogo de pinturas italianas, españolas y bizantinas . Nueva York, 1940, págs. 229-30, il., Como «Retrato de un hombre (quizás el artista)»; observa que no hay pruebas que relacionen este retrato con el «retrato de mi padre» en el inventario de 1621 de Jorge Manuel; señala que la mano de obra es la del período tardío de El Greco.

Kurt Pfister. El Greco . Zürich, 1941, págs. 109, 112, 150, il., Como autorretrato.

Ignacio de Beryes. Domenicos Theotocopoulos, El Greco. Barcelona, ​​[¿1944?], Págs. 18, 20, como autorretrato.

Jean Babelon. El Greco . París, 1946, págs. 37, 95, il., Como autorretrato; lo fecha alrededor de 1609.

Anthony Bertram. El Greco . Londres, 1949, págs. 5, 14, il., Como «Autorretrato (?)»; lo fecha alrededor de 1609.

Leo Bronstein. El Greco . Nueva York, 1950, págs. 98-99, ill. (color), como «Autorretrato (?)».

José Camón Aznar. Dominico Greco . Madrid, 1950, vol. 1, pág. 192; vol. 2, págs. 1108-10, 1393, núm. 733, fig. 866, como «Retrato de un anciano», no es probable que sea un autorretrato; lo fecha alrededor de 1590-1600.

John F. Matthews. El Greco (Domenicos Theotocopoulos), (1541-1614). Nueva York, 1953, no paginado, pl. 1, colorpl. 29 (general y detalle), como «Autorretrato (?)»; lo fecha alrededor de 1604; destaca la similitud entre la modelo de este retrato y la figura de «San Lucas» [Catedral de Toledo].

Ludwig Goldscheider. El Greco: Pinturas, Dibujos y Esculturas . 3ª ed. Londres, 1954, pág. 17, pl. 141, como «Autorretrato del artista»; lo fecha alrededor de 1604.

Josephine L. Allen y Elizabeth E. Gardner. Un catálogo conciso de las pinturas europeas en el Museo Metropolitano de Arte . Nueva York, 1954, pág. 44.

Manuel B. Cossío con la asistencia de Natalia Cossío de Jiménez en Dominico Theotocopuli, El Greco . Oxford, 1955, pág. 13, no. 38, pl. 38, como «Retrato de un anciano».

Antonina Vallentin. El Greco . Garden City, Nueva York, 1955, pág. 251, pl. 84.

Paul Guinard. El Greco: Estudio biográfico y crítico . [¿Lausana?], [1956], págs. 30-31, ill. (color), como «presunto autorretrato»; lo fecha 1605-10.

G. Marañón. El Greco y Toledo . Madrid, 1956, pág. 282, a modo de autorretrato, ciertamente identificable con el que figura en el inventario de 1621 de Jorge Manuel.

Ruth M. Anderson. Carta. 1956, [el autor fue el curador de vestuario, Hispanic Society, Nueva York] analiza las leyes suntuarias aprobadas en España en 1586 y 1593 con respecto a los gorros masculinos; enumera varios retratos fechados entre 1586 y 1598 en los que se llevan gorros similares al que se lleva aquí.

Halldor Soehner. «Greco en España».Münchner Jahrbuch der bildenden Kunst , 3ª ser., 8 (1957), pág. 167, como «Retrato de un anciano»; lo fecha entre 1596 y 1599.

Juan Antonio Gaya Nuño. La pintura española fuera de España . Madrid, 1958, pág. 206, no. 1420, como un autorretrato de alrededor de 1609.

Karl Ipser. El Greco, der Maler des christlichen Weltbildes . Braunschweig, 1960, págs. 172–76, il., Como «Retrato de un hombre desconocido»; lo fecha después de 1600.

Hugo Kehrer. Greco en Toledo: Höhe und Vollendung, 1577-1614 . Stuttgart, 1960, págs. 87–89, pl. 89, como autorretrato.

Gerald ansioso. «El ojo perdido y mutilado en el arte contemporáneo». The Journal of Aesthetics and Art Criticism 20 (otoño de 1961), p. 54, il., Como autorretrato.

Pál Kelemen. El Greco revisitado: Candia, Venecia, Toledo . Nueva York, 1961, pág. 138, pl. 94B, quizás como un autorretrato.

Harold E. Wethey. El Greco y su escuela . Princeton, 1962, vol. 1, fig. 330; vol. 2, págs. 96–97, núm. 156, lo fecha 1595-1600 y lo cataloga como «Autorretrato (así llamado)», observando que el modelo no se parece a otros posibles retratos del pintor [es decir, en el «Cristo curando a los ciegos», Parma, y ​​en «Marytrdom of Saint Maurice» de Jorge Manuel, colección particular, París].

Georg J. Reimann. El Greco . Leipzig, 1966, págs. 66, 68, 77, pl. 68, como autorretrato; lo fecha 1605-08.

Tiziana Frati. L’opera completa del Greco. Milán, 1969, pág. 111, no. 108, il., Como autorretrato (?); lo fecha alrededor de 1590-1600.

Enrique Lafuente Ferrari. El Greco: el expresionismo de sus últimos años . Nueva York, 1969, págs. 63, 68-69, il., Como «Retrato de un hombre (quizás el artista)»; lo fecha alrededor de 1590-1595.

Calvin Tomkins. Comerciantes y obras maestras: la historia del Museo Metropolitano de Arte . Nueva York, 1970, pág. 233 [rev., Enl. ed., 1989].

Manuel B. Cossío. El Greco . Ed. Natalia Cossío de Jiménez. ed definitiva. Barcelona, ​​1972, págs. 18-19, 248, 250, 393, núm. 353, malos, fig. 95 (general y detalle), como «Retrato de un anciano»; lo fecha 1594-1604; afirma incorrectamente que fue «vendido a los Estados Unidos en 1902».

Jacques Lassaigne.El Greco . London, 1973, págs. 197–98, ill., Como «Retrato de un anciano caballero (¿Autorretrato?)»; lo fecha 1590-1600.

José Gudiol. El Greco, 1541-1614 . Nueva York, 1973, págs. 112, 113, 344, no. 73, enfermo. (detalle), como «Cabeza de anciano»; sugiere que la modelo era de origen judío; lo fecha entre 1579 y 1586.

Kazimierz Zawanowski. El Greco . Varsovia, 1979, no paginado, no. 22, ill., Lo fecha alrededor de 1605-10 (?).

Katharine Baetjer. «El Greco». Boletín 39 del Museo Metropolitano de Arte (verano de 1981), págs. 39–41, ill. (color), señala que «cuando se pensaba que el cuadro representaba a El Greco, estaba fechado alrededor de 1600, pero ahora se cree que fue pintado unos diez o quince años antes».

René Huyghe. «Art et littérature. L’Esthétique de Barrès et Greco». Bulletin des Musées Royaux des Beaux-Arts de Belgique 34–37 (1985–88), pág. 332, fig., Como autorretrato.

Deborah Krohn y col. en De El Greco a Cézanne: obras maestras de la pintura europea de la National Gallery of Art, Washington, y el Metropolitan Museum of Art, Nueva York . Exh. cat., Galería Nacional Museo Alexandros Soutzos. Atenas, 1992, págs. 12, 36–37, no. 3, enfermo. (color), lo fecha alrededor de 1590; sugiere que la niñera pudo haber sido un pariente, comentando su parecido con Jorge Manuel, el hijo de El Greco.

José Álvarez Lopera. El Greco: La obra esencial . [Madrid], [1993], págs. 231, 291, núm. 251, como «Retrato de un anciano»; lo fecha 1597-1607.

Fernando Marías. «Reflexiones sobre una colección de pinturas de El Greco y la» Gloria de Felipe II «.» Anuario del Departamento de Historia y Teoría del Arte 5 (1993), pp. 61, 62, 70, ill., Lo identifica como no. 258 del segundo inventario: «Un retrato del Griego de sí mismo y de su mano (retrato de medio cuerpo del Griego original de sí mismo), 300 reales».

José Álvarez Lopera en El Greco en Italia y el arte italiano . Ed. Nicos Hadjinicolaou. Exh. cat., Galería Nacional Museo Alexandros Soutzos. Atenas, 1995, págs. 177, 453, ill. (color), lo llama el «autorretrato erróneamente presunto».

Ludmilla Kagané. «Las ideas del humanismo cristiano en el» San Pedro y San Pablo «del Greco del Museo del Ermitage».El Greco de Creta: Actas del Simposio internacional celebrado con motivo del 450 aniversario del nacimiento del artista . Ed. Nicos Hadjinicolaou. Iráklion, Creta, 1995, págs. 293–94, il., Señala la similitud entre este retrato y las pinturas de El Greco de «San Pablo» (colección privada, Madrid) y «Santos Pedro y Pablo» (Museo Nacional, Estocolmo).

Katharine Baetjer. Pinturas europeas en el Museo Metropolitano de Arte de artistas nacidos antes de 1865: un catálogo resumido . Nueva York, 1995, pág. 154, enfermo. pag. 155.

María Margarita Cuyás en El Greco: Su revalorización por el Modernismo catalán . Ed. José Milicua. Exh. cat., Museu Nacional d’Art de Catalunya. Barcelona, ​​1996, págs. 126-27, il.

en el Diccionario de Arte . Ed. Jane Turner. Vol. 13, Nueva York, 1996, pág. 343, se refiere a este cuadro como un «supuesto Autorretrato» y lo fecha hacia 1590.

Fernando Marías. Greco: Biographie d’un peintre extravagante . París, 1997, págs. 224, 226, ill. pag. 8 (color), como autorretrato.

M [aría del Mar]. Borobia [Guerrero] y José Manuel Pita Andrade en El Greco: identidad y transformación; Creta, Italia, España . Ed. José Álvarez Lopera. Exh. cat., Museo Thyssen-Bornemisza, Madrid. Milán, 1999, págs. 157, 409, no. 57, enfermo. pp. 296 (color) y 409, Pita Andrade en su ensayo considera esto un autorretrato, pero Borobia, quien escribió la entrada del catálogo, no lo hace; ella lo fecha 1595-1600.

Joanne Snow-Smith. «La obra religiosa de El Greco en España: reflejos de la luz veneciana de Tiziano y la figura serpentinata de Miguel Ángel». El Greco en Italia y el arte italiano: Actas del Simposio Internacional . Ed. Nicos Hadjinicolaou. Rethymno, Creta, 1999, pág. 416, enfermo. (detalle), como «Autorretrato, hacia 1609».

Fernando Marías. El Greco en Toledo . Ed. Moira Johnston. London, 2001, págs. 6-7, il., Como autorretrato; lo fecha alrededor de 1595.

Dawson W. Carr en El Greco . Ed. Sylvia Ferino-Pagden y Fernando Checa Cremades. Exh. cat., Kunsthistorisches Museum, Viena. Milán, 2001, págs. 186–87, no. 30, enfermo. (color), como «Retrato de un anciano (¿autorretrato?)»; lo fecha 1595-1600.

Pinturas españolas . Estocolmo, 2001, págs. 67–68 n. 16.

Keith Christiansen y col. en El Greco . Exh. cat., Museo Metropolitano de Arte, Nueva York. Londres, 2003, págs. 271–73, no. 75, enfermo. (color).

José Álvarez Lopera y col. en El Greco / colaboraciones. . . Barcelona, ​​2003, pág. 209.

José Álvarez Lopera en El retrato español: de El Greco a Picasso . Ed. Javier Portús. Exh. cat., Museo Nacional del Prado. Londres, 2004, págs. 47, 123, 126, 129–31, fig. 60 (color), como «Retrato de un anciano (presunto autorretrato)»; lo fecha alrededor de 1597-1603 y señala que puede representar al hermano de El Greco, Manusos.

Anna Reuter en Pintura española de El Greco a Picasso: tiempo, verdad e historia . Ed. Carmen Giménez y Francisco Calvo Serraller. Exh. cat., Museo Solomon R. Guggenheim, Nueva York. Madrid, 2006, págs. 318-19, il. (color).

Eduard Vallès en Picasso versus Rusiñol . Exh. cat., Museu Picasso. Barcelona, ​​2010, págs. 192, 393, il. pag. 207 (color).

Fernando Marías en La poética visual de El Greco . Exh. cat., Museo Nacional de Arte, Osaka. [Tokio], 2012, págs. 28-29, no. 1, enfermo. (color), como «Autorretrato (¿Retrato de un hombre?)».

Fernando Marías. El Greco, vida y obra: una nueva historia . Londres, 2013, pág. 330, ill. Y frontispicio (color).

Pedro J. Martínez Plaza en El Greco y la pintura moderna . Ed. Javier Barón. Exh. cat., Museo Nacional del Prado. Madrid, 2014, págs. 96, 99 n. 87.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *